"En Jesús encontramos todo"

CONGREGACIÓN DE LOS SAGRADOS CORAZONES
de JESÚS y de MARÍA
Gobiernos Generales de Hermanos y Hermanas, Roma

ESPAÑOL | ENGLISH | FRANÇAIS

Home / Noticias / 101ª Asamblea de la Unión de Superiores Generales (USG)

101ª Asamblea de la Unión de Superiores Generales (USG)

Entre el 21 y el 24 mayo, se realizó en la casa Domus Pacis, en Asís, la 101ª Asamblea de la Unión de Superiores Generales (USG). Participaron en ella más de 110 superiores generales. El tema convocador fue una relectura de la Historia de las 100 Asambleas de la USG. De hecho, la USG nace en el año santo de 1950, por la entonces Congregación de los Religiosos que convocó a un congreso sobre los “estados de perfección”. Al inicio convocaba a superiores generales que vivían en Roma (Unión Romana de Superiores Generales).  Luego el Vaticano II, daría un nuevo impulso a esta agrupación de superiores y, en 1967, se cambió al nombre actual. Entre los que ayudaron a hacer esta relectura, estuvo el cardenal Aquilino Bocos, claretiano, que es un testigo de la primera hora de la USG. Destacó entre sus figuras a Pedro Arrupe sj que fue su presidente por más de 15 años y al padre Henri Systermans que fue secretario entre los años 1972 y 1982. Además, indicó que una de las contribuciones de la USG en estos años es que ha sido la de ser una escuela de gobierno para los Superiores Generales. De hecho, es un espacio único de formación y de intercambio de experiencia, donde pueden aprender los unos de los otros el “oficio” de superior general.

El lugar de Asís, les motivó también para compartir la contribución de la vida religiosa a la paz. De hecho, algunos superiores contaron experiencias de algunos de sus religiosos presentes en Ucrania, Myanmar, Sur Sudán, Rwanda, etc. En Asís pudieron celebrar la eucaristía en significativos lugares del itinerario espiritual de Francisco: en la Iglesia Santa María Mayor, lugar donde se despoja de todo para abrazar a la hermana pobreza, en la Porciúncula, lugar donde abraza la hermana muerte y en la Basílica de San Francisco donde se encuentra su tumba y la de sus primeros hermanos (León, Masseo, Rufino y Angelo). Francisco continúa inspirando los empeños por hacer de cada uno de nosotros artesanos de paz, dispuesto a pagar, si es necesario con la propia vida, y también el trabajo permanente de “reparar la casa del Señor”, su Iglesia, para hacerla mediación transparente del Evangelio y hogar de fraternidad.

29/05/2024